Estimadas familias:
Con la alegría del evangelio, comenzamos  en el colegio la Semana del Domund. Es un momento propicio para recordar que nuestro mundo sigue necesitando todavía de hombres y mujeres, que generosamente entreguen su vida para en la medida de las posibilidades, combatir tanta injusticia. Por supuesto, todos estamos invitados a  ser misioneros, puesto que al final, se trata de hacer el bien y ser personas de buena fe, que desde su corazón, hacen cosas  y expresan sentimientos para que este mundo sea mejor.
Se entregarán sobres por si algunos queréis colaborar económicamente, no obstante, os adjuntamos el tríptico del DOMUND para que lo habléis con vuestros hijos en casa y les hagáis caer en la cuenta de lo importante que es ser Misioneros, en nuestra vida, en nuestro trabajo, en nuestra casa…
Gracias a todos por tanta generosidad. Dios os bendiga.

¡Haz clic para calificar esta publicación!
[Total: 1 Promedio: 5]