Esta semana los alumnos de 1º de ESO están realizando la práctica sobre los insectos, en concreto escarabajos (los coleópteros). Hemos podido observar larvas de tenebrios y zophobas, gusanos fáciles de conseguir ya que se comercializan como alimento para otros animales: reptiles y aves insectívoras. Y tú, ¿te atreverías a ampliar tu dieta? La verdad es que supondrían una buena fuente de proteínas, siempre que superemos nuestros prejuicios y estemos dispuestos a experimentar nuevos sabores.
No obstante, nosotros nos hemos fijado más en estudiar su ciclo de vida, suponen un ejemplo de especies que sufren metamorfosis completa, es decir, que las larvas, tras la fase de pupa o crisálida, se convierten en escarabajos con una morfología completamente distinta. Con un poco de suerte y paciencia podremos ver dicha transformación dentro de unas semanas.

¡Haz clic para calificar esta publicación!
[Total: 1 Promedio: 5]