El día diez de este mes, los más de trescientos alumnos de toda la E.S.O realizamos una excursión al teatro Nuevo Apolo. Nos movimos en metro, y sinceramente bastante apretados. La función que vimos fue “El Médico”. Antes de empezar nos contaron que el Nuevo Apolo cumple noventa años y que tiene tres anillos en el escenario que giran y dan más realismo a la obra.
La puesta en escena era increíble y las voces de los actores y actrices magníficas. La verdad es que lo pasamos muy bien, y en la misma representación aprendimos cosas sobre las diferentes religiones y su pensamiento antiguo, además de ciertos detalles de historia.
La obra tenía un aire romántico, escenas cómicas y dramáticas también. La historia trataba de un niño que se queda a la intemperie, pero un curandero lo acoge y le enseña a tratar enfermedades a su manera. Lo que sucede es que el niño tiene un don y necesita aprender más cosas sobre cómo curar. Entonces, decide hacer un viaje muy largo que le llegará a conocer más acerca de la medicina.
Al final de la actuación, hubo un momento en el que uno de los personajes se dirigió hacia el público e interactuó con nosotros, estuvo gracioso y nos animó mucho.
Si tuviese que describir la función con una frase, sería que ha sido una experiencia repleta de emociones y lecciones. A parte, el movernos en metro fue divertido, pero también agobiante. Hacía calor, éramos muchos y casi llenábamos un vagón cada clase. A pesar de esto, todos volvimos contentos comentando la función y lo que más nos había impresionado y gustado. La conclusión fue que lo disfrutamos mucho y creemos que se deberían de hacer más excursiones relacionadas con la cultura.

Patricia Puig

Primero ESO

¡Haz clic para calificar esta publicación!
[Total: 1 Promedio: 5]