Hoy hemos empezado el día a las ocho y hemos bajado a reponer fuerzas. Para desayunar había magdalenas, zumo de naranja, leche y cereales. Después hemos hecho diferentes actividades en las que hemos trabajado en cooperativo, una de ellas ha sido construir torres con espaguetis y nubes de azúcar, ha sido complicado, pero el reto no nos ha superado y finalmente hemos conseguido cooperar.

La siguiente ha sido un trivial con el que hemos puesto en funcionamiento nuestras mentes a pesar de la distancia al colegio. Luego hemos ido a comer. Lentejas, cinta de lomo, acompañamiento de ensalada y un helado de postre, ese ha sido el menú de hoy.

Más tarde, como todos los días, hemos tenido una hora de tiempo libre para descansar. Las siguientes actividades han sido un recorrido en las alturas a través de los árboles en el que había diferentes niveles de altitud y dificultad. Después de parar a merendar hemos seguido con una actividad más relajada, se trataba de hacer árboles pequeños con alambres y abalorios.

A continuación, hemos jugado al “Fortinite”, pero por supuesto no con la play. Este juego consistía en perseguir al otro equipo y llevarle al campo contrario. Luego hemos parado para las duchas y después era hora de cenar. Esta noche tocaba puré de verduras, calamares con patatas y melocotón en almíbar de postre.

Para finalizar el día, hemos hecho el juego de la noche, el de hoy se trataba de encontrar a los monitores repartidos por todo el campamento que fingían tener enfermedades mentales que nosotros debíamos de averiguar a través de sus actuaciones. Finalmente nos hemos ido a la cama para descansar y reponer fuerzas para la excursión a Toledo de mañana.

Patricia Puig

Alumna 1º ESO

¡Haz clic para calificar esta publicación!
[Total: 1 Promedio: 5]