Ha sido una semana muy esperada, cargada de ilusión, alegría e implicación en todas las iniciativas solidarias ofrecidas.
Las reflexiones de la mañana de esta semana nos han recordado la historia de nuestro fundador y su compromiso vocacional con la educación y evangelización de los niños más necesitados. Hoy nosotros somos los herederos de esa misión compartida.

Nuestro Bocata-Lata solidario nos permitió recaudar 1034€ que recordemos serán destinados a mejorar las instalaciones del colegio Saint Paul, en Madagascar, de las Hermanas Guadalupanas de La Salle. Trabajamos por mejorar la educación de más de 500 niños malgaches.

A esta cantidad, hay que sumarle la obtenida por la venta de las camisetas de PROYDE, otro récord del Centro en implicación solidaria. En el centro se han vendido más de 3500 camisetas. Hemos vuelto a realizar nuestra ya tradicional carrera, este año, por niveles. Seguimos fomentando el deporte y las actividades al aire libre. Como Centro, hemos registrado 873 km en la aplicación de la Carrera PROYDE, seguro que hemos hecho muchos más…

La convivencia del viernes estuvo cargada de alegría e ilusión, sintiéndonos partícipes de esta gran familia lasaliana. Tuvimos una gran variedad de actividades: fútbol, baloncesto, volleyball, colpbol, frontón, baile, juegos de mesa, pingpong, gymkhana… ¡no hubo tiempo de aburrirse !

Terminamos la jornada con una merecida y refrescante limonada, con la que pudimos brindar por un maravilloso día de convivencia fraternal en honor a San Juan Bautista de La Salle, Patrón de todos los educadores.

Preguntando a todos los participantes sobre lo celebrado y vivido hemos recogido algunas palabras: familia, fraternidad, alegría, compromiso, respeto, risas, deporte, fe, solidaridad, salud, integración, educación, identidad, cercanía… ¡ Toda una satisfacción poder oír estas cosas !

¡Haz clic para calificar esta publicación!
[Total: 1 Promedio: 5]